Notas Reportajes por Mariu Montenegro

Tango y arte: Alejandro Del Prado (Calé)

Calé y sus dibujos en “tinta negra”

Por Mariu Montenegro

Es cierto, muchos de los artistas que mejor supieron plasmar en su obra a la ciudad de Buenos Aires y a sus habitantes, no nacieron en ella. Tal es el caso del humorista gráfico y dibujante rosarino Alejandro Del Prado, conocido como Calé.
Apasionado por el tango y recién llegado a la capital, Calé se gastó los pocos mangos que había juntado yendo a escuchar a sus dos más grandes ídolos: Horacio Salgán y Astor Piazzolla.
Calé soñaba con ser cantante de tangos, jugar en River Plate y ser periodista, sin embargo, en la publicidad encontró el hueco para expresarse. Ilustró varios avisos que anunciaban bailes populares. Al poco tiempo en la revista River desarrolló una serie de comentarios humorísticos con el título de “El seguidor fiel”, después publicó sus primeros dibujos humorísticos en la revista “Pobre Diablo” y luego su primer personaje, “El perrito Pistola”, en el diario Democracia. Más tarde hizo a “Galerita” en la revista Pica Pica y finalmente en una efímera publicación llamada “Sucedió con la farra”, dio a conocer una serie de dibujos titulados “Buenos Aires íntimo” , el antecedente inmediato de su máxima creación, “Buenos Aires en camiseta” que se publicó en Rico Tipo.
Durante más de diez años, reflejó con estilo vanguardista y una depurada técnica, los rasgos esenciales de los porteños, especialmente los de clase media y media baja, el hijo de vecino, los que poblaban las oficinas y los bares, los que cada domingo iban a la cancha o se iban a milonguear. A todos y cada uno de sus dibujos los impregnó de minuciosos detalles; la vestimenta, la jerga, la pose, los gestos y otros modismos urbanos típicos de la época. El éxito de “Buenos Aires en camiseta” motivó un cortometraje realizado a través de la técnica de animación, que se conoció en 1966 con el mismo nombre de la tira.
Calé fue un auténtico cronista de la calle, un sociólogo del dibujo.


El bandoneonista Marcelo Mercadante, utilizó varios de los dibujos del gran Calé para ilustrar la portada de su disco titulado: “Suburbios del alma” y el librito que contiene el cd.