Notas Reportajes por Mariu Montenegro Tangólatras por Mariu Montenegro

Tango en Barcelona recomienda éste disco

DIEGO EL CIGALA
Cigala & Tango
CIGALA MUSIC
TANGO
****

No es la primera vez que Diego “El Cigala” se arrima al fogón del tango. Sus primeros pasos en el género están cristalizados en “Lágrimas Negras”, aquel discazo que interpretara junto al pianista cubano, Bebo Valdés. Sin embargo, en ésta oportunidad el reto ha sido otro. Se ha enfrentado “cara a cara” o “Mano a mano”, hablando en términos tangueros, con el género y se ha sumergido en las procelosas aguas del Río de la Plata con el cuidado y el respeto que eso conlleva.
Cigala & Tango es el resultado de un concierto grabado en el mítico Gran Rex de Buenos Aires que atesora varias joyas del tango aflamencadas, aunque el disco también explora otras canciones de orden folklórico como “Alfonsina y el Mar”, una bella zamba que diera la vuelta al mundo en la voz de Mercedes Sosa, “Los hermanos”, la milonga campera del maestro Atahualpa Yupanqui y “Youkali”, un tango habanera totalmente desconocido en el medio, que pertenece a un compositor alemán e incorpora partes de “Libertango”. Sin dudas “Youkali” es la propuesta más osada de todo el disco.
El bandoneonísta Néstor Marconi, el guitarrista Juanjo Domínguez y Andrés Calamaro entre otros, son algunos de los músicos que impregnaron su arte en éste disco que entrecruza de manera sublime las raíces de dos culturas que llevan más de 500 años en un vaivén permanente de intercambios.
“El día que me quieras”, “Sus ojos se cerraron”, “Tomo y ombligo”, “Las cuarenta” o “Garganta con arena” son algunos de los tangos elegidos por el propio Cigala para que de una vez por todas nos dispongamos a sentir todo aquello que no hace falta discutir. La música es arte. Si ofende al flamenco o si es o no tango, no ha lugar. El disco es una oda a la mixtura cultural. Tiene textura, se puede tocar. Huele a río, a un mar de gente, se puede oler. Las canciones están plagadas de imágenes, se puede ver. Sabe a tradición, se puede degustar. Y por supuesto, se oye el dolor, las entrañas de dos continentes. Tienes que escucharlo.
María Eugenia Montenegro
Para B-ritmos
www.b-ritmos.com